Skip to content

Taxi Driver de Egor Mardones

14 enero 2010

Les dejamos a continuación una breve selección del libro Taxi Driver (2009, Al Aire Libro Ediciones), del poeta Egor Mardones. Enjoy!


Taxi Libre

Sentado al volante del taxi

emerjo de una espesa niebla

como aquellas que preceden las actuaciones

de los grupos de rock

y entro lentamente en escena

a las calles de la citi

a la página en blanco

a la radiante oscuridad de la sala de cine.

De aquí en adelante ya todo es mundo:

esquinas violentas, música a todo volumen

tráfico endemoniado

y película corriendo a la velocidad de la noche.

***

Pasajeros al Miramar Hotel

– Llévanos al Miramar Hotel lo más rápido

que puedas

mira que andamos urgentes como el demonio

y guárdate el secreto

que yo aparezco a diario por los media

y la dama aquí a mi lado como la ves

es muy reputada en la galaxia Playboy

por su nocturna y siempre más que intensa

acción sexual.

– Descuide. No hay problema.

Son cinco dólares. Que le vaya bien.

***

Fuera de Recorrido

Vacías las calles esta noche.

Sólo la incomparable Cecilia me acompaña

en el receptor del auto

canta con la misma voz de siempre

“Yo, uno de tantos…” en italiano

igual que en esa película vista hace mucho

en el Cinema Paradiso en tiempos en que todavía uno

soñaba con la posibilidad de ser feliz

y con largarse para siempre desta citi.

Sigo dando vueltas:

poca gente en todas partes esta noche.

Doy mejor por terminado el trabajo.

Un coñac en el Bar Terminal,

un porro de última fumado con desgano,

un par de palabras con la muchacha que me atiende

y hasta la vista, baby night.

***

A Velocidad de Crucero

Voy por la Costanera de los desesperados

solo

a velocidad de crucero

en este taxi negro y fiel como la malavida

o la música de los sesenta en la radio

viendo pasar putas pasar putas en busca de clientes

y urgentes parejas que tiran aquí y allá

disimuladamente al borde de la ley

y de un mar negro rielado apenas

por una luna miserable.

La Costanera de los desesperados

es lejos el lugar más triste de la citi

solo

a velocidad de crucero

con la radio apestando toda la maldita noche exclusivamente

canciones de mal amor.

***

Asalto a Mano Armada

Los muy putas me abordaron en la traficada

Avenida Utopía Forever.

Me encañonaron y robaron en las inmediaciones de Suburbia

la implacable Chinatown desta violentísima citi.

Me encontraron dos días después en el portaequipajes

del taxi: golpeado, delirando, casi vivo…

Y aquí me tienen de nuevo en vuestras calles

radiantes de perdición y mala noche

rodando y rodando como siempre

con el acelerador a fondo y la vista fija

en el espejo retrovisor.

***

Egor Mardones (Tomé, 1957) este profesor de español de la Universidad de Concepción ha publicado en revistas como Lar Extremo, Piel de Leopardo, Trilce y Extremoccidente y, entre otras, en las antologías Cuadernos Lar de Poesía (Concepción, 1986), Las plumas del colibrí. Quince años de poesía en Concepción (Santiago: Improde-Cesos, 1989), Geografía poética de Chile: Concepción (Santiago: Antártica / Banco del Estado, 1998), VIVEN (periplo por los poetas de Chile) (Santiago: Ril, 2002) y Poesía spectacular show. La última antología (Los Ángeles: Night Citi, 2008). Ha sido becario del Fondart en 1993 y del Fondo del Libro en 1998 y 2003, por Taxi Driver en esta última oportunidad. Reside en la ciudad de Tomé, donde imparte talleres literarios y realiza diversos proyectos y actividades culturales. Hoy se encuentra preparando los poemarios Miramar Hotel y Playback.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 30 enero 2010 7:47 am

    me gusto descubrir a este poeta que nunca habia leido. El primer texto tiene imagenes potentes; el siguiente del miramar hotel, podria habérselo guardado hasta terminarlo. Pero en general me gusto lo que escribe.

  2. Carlos Azòcar Cabrera permalink
    11 septiembre 2010 9:40 pm

    A Egor lo conocì cuando ambos estudiabamos Pedagogìa en la Universidad de Concepciòn , es un tipo admirable, y uno de nuestros grandes poetas. Comparto sus sueños y sus sentimientos , somos de la misma generaciòn maldicente que gozò por un segundo de la correcta acepciòn de la palabra dignidad hasta que la sin razòn se impuso y las botas vinieron a pisotearla . Egor fue uno de los intelectuales valientes que expuso su pecho ante la barbarie de la dictadura con el sòlo escudo de su poesìa, es otra de las personas que me precio de conocer. Salud amigo desde el hùmedo Sur de nuestra patria.

  3. 7 junio 2013 5:04 am

    Awesome things here. I’m very satisfied to look your post. Thanks a lot and I am looking ahead to touch you. Will you please drop me a e-mail?

  4. camion turbo permalink
    13 agosto 2015 1:06 pm

Trackbacks

  1. UN VIAJE SINDESTINO: Sobre “Taxi Driver” de Egor Mardones « Contrafuerte
  2. Descentralización de la literatura, una editorial penquista | Metiendo Ruido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: